viernes, 12 de enero de 2018

Igualá y Ensayos del Paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús de la Paz

A continuación se exponen las fechas de cara a la Igualá y Ensayos del Paso de Misterio de nuestro Amantísimo Titular, Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Presentación al Pueblo.

Capataz: Miguel Ángel Pérez Pascual y Equipo.

IGUALÁ: 13 DE ENERO a las 20:00 horas. Templo Parroquial de San José.

ENSAYO: 28 DE ENERO
ENSAYO: 11 DE FEBRERO
ENSAYO: 18 DE FEBRERO

Todos los ensayos, mientras no se informe de lo contrario, serán a las 15:00 horas. Saliendo desde el almacén de la Hermandad, sito en la la C/Valerito.

MUDÁ: 4 DE MARZO

DESARMÁ: 7 DE ABRIL

Se recuerda a la Cuadrilla del Señor de la Paz, como a los aspirantes, que deberán de acudir con el calzado propio de la salida.

Javier Díaz Espinosa nuevo Capataz de María Santísima de Gracia y Esperanza

Tras la dimisión de los "Hermanos Pagés", por motivos personales, la Junta de Gobierno reunida en Cabildo de Oficiales y por sus méritos propios y larga trayectoria en el mundo de la trabajadera, ha dicidido nombrar a Javier Díaz Espinosa junto al resto de su Equipo, como nuevo Capataz del Paso de Palio de nuestra Amantísima Titular, María Santísima de Gracia y Esperanza, de cara a la celebración del próximo Martes Santo.

Actualmente es Capataz del palio de la Virgen de Guadalupe de las Aguas y la Pura y Limpia del Postigo. Ha sido capataz de la Pastora de Triana durante quince años. Auxiliar de San Roque, el Cristo de las Aguas, de dos de los pasos de las Siete Palabras y de la Lanzada. Ha tenido el privilegio de ir delante del Cachorro. Además, he estado en el Amparo, la Divina Enfermera y el Rosario de las Aguas. En el Corpus de Sevilla he sacado Santa Justa y Rufina. Como auxiliar, en Madre de Dios, con Juan Borrero.

Desde nuestra Hermandad, le damos la bienvenida a el y a su equipo, teniendo sólo palabras de gratitud hacía Javier, por su plena disposición e ilusión mostradas. Que María Santísima de Gracia y Esperanza, le colme de bendiciones su trabajo al frente de nuestra Corporación.

domingo, 7 de enero de 2018

Solemnidad del Bautismo de Jesús

El bautismo del Señor cierra el ciclo de Navidad e inaugura a la vez el Tiempo Ordinario o «Per annum». Con la escena del bautismo culmina la manifestación de Jesús como Hijo de Dios, eje de la Navidad, pero a la vez se nos presenta a Jesús ya adulto, a las puertas de su ministerio público. El bautismo de Jesús certifica una vez más la divinidad de Jesús. En este sentido el bautismo culmina el ciclo navideño: si la Navidad es la manifestación de Cristo en el ámbito humilde de Belén, y la Epifanía es la manifestación universal a todos los pueblos, el Bautismo es la manifestación absoluta, en plenitud, de la divinidad de Cristo. De hecho, podríamos afirmar que, propiamente, el Bautismo es un eco o continuación de la fiesta de Epifanía, ya que completa su sentido con otra escena de tipo epifánico. Las oraciones de la Misa insisten en este carácter de la escena del bautismo: «En el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu Santo; en este día manifestaste a tu Hijo predilecto; hiciste descender tu voz desde el cielo, para que el mundo creyese que tu Palabra habitaba entre nosotros; y por medio del Espíritu, manifestado en forma de paloma, ungiste a tu siervo Jesús, para que los hombres reconociesen en él al Mesías, enviado a anunciar la salvación a los pobres».

El bautismo de Jesús es un acontecimiento tan desconcertante y aleccionador como su nacimiento, su pertenencia a una familia modesta, su vida esforzada y «vulgar», apenas rota por algunos milagros, o su muerte ignominiosa. Forman parte de la misma opción humana escogida por el Hijo de Dios. Vino a salvar a la humanidad desde la misma humanidad. La salvación viene de Arriba, pero Él quiso hacerla abajo. Con todas las consecuencias. Ahí está el significado de la encarnación. La misma cuya estela han seguido sus mejores discípulos. Pero hay que reconocer que este modo de conseguir la salvación resulta sorprendente todavía hoy. Muchos seguidores del Salvador siguen, seguimos, sin entenderla, sin practicarla.

Cristo viene a salvar, desde luego. Pero no viene a imponer la salvación; aunque podría. No quiere reinar sobre un pueblo que no le haya aceptado primero, libremente, en su corazón. No quiere escoger el tentador camino de obligar; prefiere el de ofrecer. Sabe que es una ruta más lenta, menos triunfalista. Pero sabe también que, a la larga, es la única auténtica. Por eso Cristo se baja. Toma hondura situándose, codo con codo, junto a los que menos pueden. Entra en la fila de los necesitados, del pueblo llano, de los que tienen que esperar su turno en todas las ventanillas del mundo, de los que nada pueden exigir. De ahí que se ponga como uno más en la fila para ser bautizado por Juan. Viene a salvar, sí, pero no con una salvación postiza, sino desde dentro, tomando en serio al hombre, con toda su oculta grandeza. Asumiendo -para elevarlo- ese rescoldo que queda todavía, medio escondido, en su corazón. Soplando sobre esas brasas. Pacientemente, amorosamente.

Termina hoy, el Tiempo de Navidad, pidámosle a Él, que entendamos que el bautismo del cristiano va mucho más allá de un simple rito, que con él se nos da la fuerza del Espíritu Santo, que nos hace ser personas que caminamos en justicia, que nos solidarizamos con el que sufre, que nos capacita para usar adecuadamente la libertad que Dios, mediante el Bautismo nos ha dado y que entramos por medio de dicho Sacramento a formar parte del cuerpo místico de Jesucristo: La Iglesia.

sábado, 6 de enero de 2018

Solemnidad de la Epifanía del Señor

Hoy día 6 de Enero, la Iglesia celebra la Solemnidad de la Epifanía del Señor, para recordar la Manifestación de Dios a todos los hombres con el relato de los Magos de Oriente que nos narra el Evangelio (Mt 2, 1-12). Aquellos hombres que buscaban ansiosamente al hijo de Dios, simbolizan la sed que tienen los pueblos que todavía no conocen a Jesús. La Epifanía, en este sentido, además de ser un recuerdo, es sobre todo un misterio actual, que viene a sacudir la conciencia de los cristianos dormidos.

Dios se les revela, no sólo a los pastores, no sólo a los judíos, también a aquellos hombres de ciencia, ricos y poderosos que se ponen en camino desde tierras lejanas, en busca de la Estrella, que interpretan como una manifestación de la presencia de Dios; significa que el Hijo de Dios debe ser reconocido por todos los hombres, de todos los lugares, de todos los tiempos.

Que en este día, en el que Dios se nos manifiesta, sepamos encontrarnos con Él, en todas las situaciones de nuestra vida, que sepamos hacer examen de conciencia y poder salir en su búsqueda con la mayor de la ilusiones, arrodillarnos y adorarlo como portadores de Esperanza para todos los hombres.

¡Feliz día de Reyes!

miércoles, 3 de enero de 2018

Navarro Arteaga ejecutará la nueva Imagen de San José

El Imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga será el encargado de realizar la nueva Imagen de San José, Titular de nuestro Templo y Hermandad. La misma vendrá a presidir el Presbiterio de nuestra Parroquia junto con las imágenes de la Piedad del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de los Dolores, salidas también de sus manos.

La actual imagen de San José pasará a la Capilla Sacramental, donde seguirá recibiendo Culto. 

El artista sevillano, que comenzará en breve la ejecución de la citada obra, a mostrado su ilusión y entusiasmo ante este nuevo encargo. En su momento se dará a conocer el boceto a toda nuestra Comunidad Parroquial y Feligresía de San José, quiénes dirigen tantas de sus oraciones a quien es entre otros títulos, Custodio de la Santa Madre Iglesia.

lunes, 1 de enero de 2018

Solemnidad de Santa María Madre de Dios

Comenzamos este primer día del año 2018 celebrando la Solemnidad de Santa María Madre de Dios. Y, ¿qué mejor comienzo de año que acompañados de María?.

Hoy nos dirigimos a Ella con el mayor título que tiene: Madre de Dios. Al hacerlo, reconocemos dos cosas. En primer lugar, la maternidad de María y, en segundo lugar, la divinidad de Jesús. No endiosamos a María, humanizamos a Dios. Dios se rebaja y se hace hombre. Es esa maternidad, el ser la Madre de Jesús, la causa y el fundamento del culto y la devoción que los católicos profesamos a María. 

María es también nuestra madre, Madre de la Iglesia, enseñó el concilio Vaticano II. Madre de nuestra hermandad. Conocedora asidua de todo lo nuestro. Confidente discreta. Consejera oportuna. Consoladora, o quizás mejor, paño de lágrimas. Luz, Gracia, Esperanza y fortaleza.

Que la presencia de María, ilumine nuestros pasos todos los días del año que hoy felizmente hemos iniciado.

domingo, 31 de diciembre de 2017

¡Feliz Año Nuevo 2018!

Queridos hermanos y seguidores, desde la Junta de Gobierno de la Hermandad queremos desearos todo lo mejor para el nuevo año que en apenas una horas se nos abrirá.

Ha sido un año de suma importancia para todos cuanto de una forma u otra formamos ésta gran familia, por ello entonamos el "Te Deum", en gratitud a tanto bien recibido del Señor.

Que el Dios de la Paz os colme de bendiciones, derrame sobre vosotros su gracia y llene vuestros corazones de esperanza.

¡Paz y Bien!.

Fotografía: N.H.D. Paco Doña